martes, 24 de enero de 2012

Blood+

En esta especie de maratón shonera que empecé en Navidad y que no parece tener fin, decidí darle una oportunidad a Blood+. Hacía bastante que sus tomos pululaban por mi habitación y les eché el diente la semana pasada a la par que me leía En realidad se miente mucho más (me van los contrastes xD).


Antes de nada (y como siempre tengo algo que decir) quiero aclarar que no tenía NI IDEA de qué iba. He estado buscando vía wikipedia y tal hasta llegar a Blood: the last vampire. No me queda claro si fue antes la peli o el cómic (publicado por Ivrea por cierto) pero el caso es que a partir de ahí, el universo de Blood+ empezó a desdoblarse englobando varios mangas con varias novelas y creo que hasta un videojuego. Cronológicamente hablando creo que el orden es Adagio < Ciudadela Nocturna < The last vampire < Blood+ a secas. Y Blood-C se desarrolla en ese mismo universo pero no tengo claro si es una historia paralela, un spin-off, una secuela o qué >o<

Saya Otonashi es una estudiante que vive con su familia adoptiva desde hace un año y no recuerda absolutamente nada previo a su vida con los xxx. Va periódicamente al hospital a que le hagan transfusiones de sangre, come como un elefante y participa en el equipo de atletismo. Su amnesia no afloja pero entonces conoce a un joven músico callejero que siempre carga con su violonchelo dentro de una especie de ataúd y le da la sensación de haberlo visto antes… Saya no tardará en ver como su apacible vida como estudiante en Okinawa se ve truncada por una extraña orden de caballeros que utilizan a unos monstruos hematófagos a los que llaman quirópteros para sembrar el caos allá donde esté ella o alguno de sus seres queridos.


Blood+ es un manga muy estresante. No dejan de pasar cosas y va todo muy seguido y concentrado. Demasiado para mi gusto. Te lanzan una avalancha de hechos, recuerdos, objetivos, organizaciones, personajes, traiciones y secretos que parece que le tenga que explotar a uno la cabeza. Así a priori, si no sabes de qué va, el primer tomo es un poco caótico con todas esas conversaciones cruzadas entre personajes de distintos bandos que no sabes si son amigos o enemigos, ni siquiera sabes qué es ser amigo y qué es ser enemigo. Y es que, al fin y al cabo, la figura de Saya es bastante ambigua en cuanto a eso. Si hay algo que la deja caer definitivamente en el bando de los “amigos” es que es la protagonista.

Y hablando de los personajes. Creo que Hagi es un gran gran coprotagonista. Es misterioso, es frío, atento, toca el violonchelo, y daría su vida por Saya. Creo que la historia entre ellos (que no voy a decir cual es para no spoilear) es preciosa y… no sé, es un personaje curioso que me llama mucho la atención y tengo que comprar Ciudadela Nocturna y quizá hasta ver el anime para verlo un poco más.


De los caballeros me gustó mucho Charles. Es un personaje excéntrico y maleducado pero… por algún extraño motivo le he acabado cogiendo mucho cariño. Igual que a Riku (el hermano menor de Saya), es un puntazo de chico y hace de contrapunto al resto del elenco, es tan inocente… En cambio a Kai (el otro hermano) no lo soporto, va por la vida dándole cabezazos a todo el mundo y afirmando que aunque no puede hacer nada tiene que hacer algo, es cansino como el solo. Y ojalá hubiera profundizado más en Solomon… porque debe de ser el personaje más raro de todos y al final ni siquiera me quedó claro de donde salió ni qué quería.

Diva (que lamentablemente tampoco puedo decir qué o quién es porque no se sabe hasta el tercer tomo creo) es… impresionante. Es una idea extraña con la que tengo sentimientos encontrados pero creo que es bastante sublime como está desarrollada.

El final de Blood+ es algo agridulce para mi gusto aunque creo que es el mejor final que le podía dar el autor. Lo único que podría haberlo adornado un poquito hubiese sido un pequeño epílogo unos años después, con dos o tres páginas me hubiese conformado de verdad.


Y en cuanto al diseño de personajes decir que no me gusta nada ni el corte de pelo de Saya ni su pechonalidad rompe espaldas. Pero bueno, es shonen, y siendo que Blood: The last vampire está dibujado por un autor de hentai… es un tema que doy por perdido la verdad (aunque esté dibujado por una mujer o.ó).

2 comentarios:

  1. eis wapi,a qué hora quedáis el domingo? :)

    ResponderEliminar
  2. Ne gusto mucho y terminé enamorada de Hagi

    ResponderEliminar