martes, 22 de noviembre de 2011

Ruido Silencioso


Aunque sigo pensando que la narrativa no podría ser peor, la historia en sí es interesante así que aguanto la tortura bastante bien. Hablando un poco de todo, pagar los 11,95€ que costaban es criminal. Yo conseguí todas las novelas a un precio que oscilaba entre… los 2 y 3€? No sé, quizá pagué 4 por alguna… En cualquier caso, ese es un precio aceptable porque es que en serio, no tenéis ni idea (si no habéis leído las novelas claro) de hasta qué punto están mal escritas/traducidas. Es como si fuera obra de un amateur.

Esta novela vuelve a estar subdividida en 4 episodios pero ahora me doy cuenta que no es exactamente como si fueran autoconclusivos. Todos están muy ligados entre sí y no puedes entender uno bien si no has leído el anterior. En este sentido, no dista tanto de la saga R.O.M. porque aunque en esta no había divisiones, se podrían haber hecho y el resultado no sería tan diferente…

Divagaciones a parte, en esta segunda novela aparecen un par de nuevos agentes de Ax, León García de Asturias (¡un español!) y Noélle Bor, lo que me hace comentar otro aspecto curioso y atrayente a partes iguales de Trinity Blood: la acción tiene lugar en Europa. Si en la primera novela ya aparecían Venecia y Ámsterdam, en esta segunda aparecen Barcelona, Roma y Amberes. Leer TB me hace recordar muchos de mis viajes =)

Noélle con la Sagrada Familia de fondo <3

Me encanta la caracterización de León, parece un hombre lobo más que otra cosa, es un personaje literalmente enorme, con la piel oscura (MUY oscura a juzgar por algunas ilustraciones ¬¬), el pelo largo y desgreñado, una personalidad arrolladora y con la moral bastante laxa. Me pregunto si todo eso casa con la idea de “español” que se tiene en Japón ^^u

Los tres primeros capítulos siguen un hilo argumental escalado que desemboca en el atentado por acabar con Roma. Este libro vuelve a tener los matices sádicos que recordaba de la primera entrega de R.O.M. Al fin y al cabo, son libros muy bélicos con múltiples facciones enfrentadas en los que, al final, lo menos importante son los vampiros ya que con las disputas internas del Vaticano y los de la Orden de los Rosenkreuz ya tienen bastante…

León y su pecho de hombre lobo

En El País de Nunca Jamás conocemos al padre León recién salido de la cárcel (?) y entre Wendy, Peter y la isla de los niños se establece una analogía muy obvia pero muy extraña con Peter Pan. Es una historia en la que realmente no pasa nada… peeero sirve de presentación de León, de introducción del capítulo dos y así entiendo por fin lo que me hizo dejar a medias el tercer libro de R.O.M. (cierto barco relacionado con cierta vampiresa con muy mala leche).

Ruido Silencioso está ambientado en Barcelona y te hablan de la estación de Sants, de la Sagrada Família, aparece un tal Domènec… no sé, por ese lado me ha hecho bastante gracia aunque SPOILER me frustra mucho que presenten a un personaje guay como Noélle que no solo es consciente del dilema existencial de Abel sino que, encima, está enamorada de él para que se lo carguen… Además, destruyen Barcelona T_T FIN SPOILER

Y acabando con la principal trama de este libro, Overcount, donde nos vamos familiarizando cada vez más con Panzer Magier y se nos revela una diminuta parte de la naturaleza de Abel (algunas ilustraciones sublimes por cierto).

En este libro se intenta desentrañar algo del pasado de Abel… pero te dejan con la miel en los labios. Solo me ha hecho recordar eso de “le prometí a ella que no mataría a nadie”, cosa que, en realidad, ya había leído en R.O.M. pero hace un tiempo de eso… Me ataca de los nervios. ¿Quién es ella? Y, mucho más importante, ¿quién o qué demonios es Abel?

El último capítulo, Cargando la espada, retoma la historia de Hugue donde la dejó. Y es muy triste. Todo el tema de Jan y Rachel me ha puesto los pelos de punta la verdad. Hugue se me antoja como un personaje muy desgraciado y pensar que Tres le va detrás… miedo >_<

Ya le echado un vistazo a Know Faith y siguen con los personajes nuevos!

1 comentario:

  1. Sin duda, para los japos, León es el típico "español" XDDD

    ResponderEliminar